Es momento de trabajar en casa

Este es un momento extraño y de mucho cuidado para todos nosotros. Muchos de nosotros trabajaremos desde casa por primera vez. Otros, como los jubilados o los mayores, también tienen que practicar el distanciamiento social por primera vez. Si eres parte de una familia o vives solo, las presiones serán enormes para todos nosotros.

Queremos compartir con ustedes algunos consejos básicos que hemos reunido y algunas ideas caseras de nuestra parte para aliviar el estrés y aligerar la carga.

  1. Vestirse y estar listo como si fueras a salir
    Bañarse, Maquillarse (si corresponde), peinarse, ponerse perfume/colonia y vestirse como si fueras a la oficina o una reunión. Vestirse te hace sentir mejor, también es una forma segura de ponerte en marcha y estar listo para cualquier reunión de Zoom o Skype.
  2. Crea una estructura
    Ten la disciplina de empezar cómo si llegaras al trabajo después de salir de la casa. Crea un plan de trabajo y tareas para cumplir durante el día. En ocasiones, toma un descanso, da una vuelta, o sal a caminar a tu perro, un tipo de pausa activa, de la misma manera que te paras por un café en la oficina
  3. Una rutina de respiración y relajación
    Los ejercicios de respiración profunda o 5-10 minutos de relajación meditativa son una gran cosa para cambiar el ritmo. Existen numerosas aplicaciones disponibles en línea o videos en YouTube que puedes encontrar para ayudarte con la relajación
  4. Come bien
    ¡No olvides comer! Desayuna y almuerza adecuadamente, no dejes que se alargue hasta la tarde o cambie tu horario habitual de comidas. Este es el momento cuando puedes encender la radio, escuchar tu música o TV favorita y tomar un descanso adecuado.
  5. Mantener el contacto
    Mantén el contacto con tu equipo de trabajo, incluso si no tiene que hacerlo. Muchas empresas celebran horarios regulares de reunión en línea todos los días, incluso si no necesitan hablar. Nosotros hemos estado trabajando “virtual” durante casi dos semanas y cada mañana a las 10.30 horas tenemos una reunión de organización a través de Zoom. Los chats también son constructivos y creativos e inspiran un nuevo tipo de trabajo en equipo durante este período de lo desconocido.
  6. Ayuda a los demás
    Somos una especie altamente social, por lo que necesitamos contacto social. Usa Zoom, Skype o FaceTime para hablar regularmente con amigos y familiares que están en la misma situación. No hables demasiado sobre el trabajo o la crisis, pero comparte y ríete. Este es un momento ansioso y, de hecho, un poco aterrador para todos nosotros.
    Haz una lista de todas las personas que conoces en tu círculo y en una red más amplia y pregúntate cómo podrías ayudar, por muy poco que sea o encuentra fundaciones o espacios para donar.
  7. Si tienes niños
    Si tú eres padre o madre de familia que trabaja desde casa por primera vez y tiene niños pequeños corriendo por la casa y gritando fuera de control, consiga unos audífonos, con cancelación de ruido si es posible. Establece reglas y haz que te ayuden.
    Explícales cuidadosamente que está es tu “nueva” oficina y que jugarás con ellos a la hora del almuerzo: o cuando esté “en casa” desde la oficina, a la misma hora que acostumbrabas llegar a casa
  8. Recuerda el final de la jornada
    En muchas ocasiones, cómo estamos en un espacio que donde no tenemos que cerrar la puerta y volver a casa, porque ya estamos en ella, el trabajo puede extenderse y no nos daremos cuenta. Pon una alarma con el final de la jornada para entender que debes finalizar y descansar, continuar tu rutina como si llegarás a la casa a ver a tu familia, a tu perro o simplemente a botarte en cama después de trabajar.

Síguenos en nuestras redes para conocer más y aprender sobre el desperdicio de alimentos y como eliminarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *